Préstame, Madre tus Ojos para con Ellos Mirar

Préstame, Madre tus Ojos para con Ellos Mirar es una oración Católica que más nos piden ya que habla de una forma sencilla que todos podemos entender.

De que trata Préstame, Madre tus Ojos para con Ellos Mirar

Esta Oración le reza a nuestra Madre para que a travez de algunas partes de ella evite caer en los pecados, comenzando con los ojos, en el título para que usuario pueda distinguir el bien del mal, más adelante de la oración nos habla de los labios para que evite caer en el pecado y que la boca quede santa para poder comulgar, continua con la parte más física que son los bazos para poder trabajar por último le pide su manto para con él protegerse de toda maldad. Una vez terminando y casi al final le pide que le preste o enseñe a su hijo para poder adorarlo y creer en el.

Lo bonito de esta oración es que el feligrés quiere salir adelante, evitando el pecado con la ayuda de nuestra madre y una vez limpio de todo mal poder ser fiel y seguir al señor, por ese motivo creemos que es una oración excelente para todas las personas y todas las edades.

Oración a la virgen

La oración de Préstame, Madre tus Ojos para con Ellos Mirar dice

PRÉSTAME, MADRE TUS OJOS PARA CON ELLOS MIRAR
Préstame Madre tus ojos para con ellos mirar
Pues si con ellos miro no volveré a pecar.
Préstame Madre tus labios, para con ellos rezar,
Pues si con ellos rezo el Padre me ha de escuchar.
Préstame Madre tu lengua para poder comulgar
Pues tu lengua materna es de amor y santidad.
Préstame Madre tus brazos para poder trabajar,
Pues así el trabajo rendirá una y mil veces más.
Préstame Madre tu manto para cubrir mi maldad,
Pues cubierto con tu manto al cielo he de llegar.
Préstame Madre a tu Hijo para poderlo adorar,
Pues si tú me das a Jesús, ¿Qué otra cosa puedo desear?
Y esa será mi dicha por toda la eternidad.
Amén.

Reza esta oración todos día antes de salir de casa seguida de un Padre Nuestro y un Ave María para comenzar tu vida encaminada a Dios todos los días.

Te recomendamos nuestra oración de Nada te Turbe