Credo y la Salve

El credo y la salve son oraciones en los que desde hace mucho tiempo se han identificado la religión católica con miles de seguidores, se plasman los dogmas más importantes por los cuales se rige la fe de toda una comunidad, en el credo la santa trinidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo) son las personas principales de la oración, en él se han escrito la historia y profecías más significativos.

La oración de La Salve tiene como figura principal a la Virgen María, es un rezo dedicado a ella, en el que se le hace una petición, la de interceder por sus fieles ante su hijo. Inicialmente comenzó como una litúrgica musical pero dado a la gran devoción de los seguidores por la Virgen María se fue modificando a lo largo del tiempo hasta nuestra época actual, quedando como una oración sintetizada pero de gran significativo para sus creyentes. En la actualidad es utilizada en las misas dominicales y dan una mayor relevancia en los rezos católicos para los difuntos, pidiendo interceder por la persona fallecida ante su hijo.

Se recomienda hacer esta oración Credo y la Salve por las mañanas antes de empezar el día y por las noches para dedicar esta oración a la virgen Maria.

Oración La Salve

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia,
vida, dulzura y esperanza nuestra;
Dios te salve.

A Ti clamamos los desterrados hijos de Eva;
a Ti suspiramos, gimiendo y llorando,
en este valle de lágrimas.

Ea, pues, Señora, abogada nuestra,
vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos,
y después de este destierro muéstranos a Jesús,
fruto bendito de tu vientre.

¡Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María!

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios.

Para que seamos dignos de alcanzar
las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén